Las palabras son el mejor afrodisíaco para las mujeres

Las palabras son el mejor afrodisíaco para las mujeres

Sedúceme con palabras, con palabras que susurras en mi oído cuando me abrazas, háblame mientras me miras para sumergirte profundamente en mi ser, escríbeme cuando pienses en mí y hazme saber que estoy presente en tu vida a través de tus palabras.

Este es un secreto que muchos hombres no saben: el mejor afrodisíaco para las mujeres es a través del habla.

Pero todas las palabras, todas las caricias y todos los besos no son iguales.

Necesito sentir tu sinceridadque tus acciones acompañan tus palabras, que realmente estás interesado en mí, de lo contrario tus palabras no tendrán sentido y la magia no sucederá.

"Lo que más me atrae de una mujer son sus ojos cuando la veo y su inteligencia cuando la conozco". "
-Antonio Gómez Rufo-

Cómo usar las palabras de manera afrodisíaca para las mujeres

La comunicación es siempre muy importante, especialmente cuando dos personas se conocen mejor y mejor.

Las mujeres, en general, prestan atención a todo: la forma en que los hombres las miran, les hablan, les dicen cosas, las tocan, etc.

Su forma de moverse o vestirse también es muy importante. Esto no significa que lleguen a conclusiones apresuradas, sino simplemente que desean conocer perfectamente a la persona que tienen frente a ellos.

Uno de los aspectos más importantes que más atrae a las mujeres con palabras es que, si se usan adecuadamente, pueden tener un poderoso efecto afrodisíaco.

Pero, ¿cómo deberían usarse para seducirlos?

Exprésate sinceramente y naturalmente

Las palabras que provienen del corazón, que son sinceras, que no están ya preparadas, pueden tocar a las mujeres en el fondo de sus almas.

No se trata solo de aprender frases poéticas y repetirlas, sino de dejarse llevar por todos los sentimientos inspirados por la mujer que está frente a ti, y de expresarte con la más natural y respeto.

Demasiados elogios o una actitud demasiado melosa pueden tener el efecto opuesto al buscado, pueden poner a la mujer incómoda.

Es importante encontrar un equilibrio para no exagerar, solo para estar atento a la reacción del otro. Los ojos, por ejemplo, nunca pueden mentir.

Acompaña tus palabras

A las mujeres les gusta que las hablen, pero también que las vean, las escuchen cuando hablen y se interesen por ellas.

Una palabra dulce con una mirada sugiere mucho. Pero esta mirada también debe ser sincera y natural.

Nada es más atractivo que un hombre que es verdaderamente él mismo con una mujer.

A medida que crece la confianza, una caricia y algunas palabras bien definidas pueden hacer que una mujer muera.

Pero todo esto debe hacerse con delicadeza, respeto y sentimientos, sin exceso de confianza, arrogancia o desprecio.

Tener un sentido del humor

Algunas palabras pronunciadas con un poco de humor o ironía pueden ser muy seductoras.

No todos tenemos el mismo sentido del humor, Así que tienes que esperar para saber un poco sobre la persona que tienes frente a ti y siempre bromear con respeto y delicadeza.

A todos nos gusta reír y todos queremos estar en compañía de gente divertida. Pero a menudo es difícil hacer coincidir perfectamente dos sentidos diferentes del humor.

Debe ser paciente para que esto suceda, porque requiere conocer bien al otro, saber lo que le gusta y lo que no le gusta.

"El amor viene cuando no lo llamamos. Nos sumerge en la confusión y se evapora como niebla cuando tratamos de detenerlo. "
-Isabel Allende-

Habla y escucha

No caigas en el exceso de palabras, porque puede volverse monótono rápidamente. Demasiada conversación y no dejar que la otra persona se exprese puede ser muy incómoda para ella, que no puede comunicar lo que piensa o siente.

Una conversación debe dejar espacio para las palabras de las dos personas, sus respectivos silencios. Debe permitir que sus dos ojos se encuentren y se encuentren.

 

Un afrodisiaco condicional

Si las palabras no son sinceras, si no van acompañadas de actos significativos, seguirán sin sentido.

No habrá coherencia entre lo que se dice y lo que se hace. Todas estas palabras sin importancia, sin sentimientos, volarán, se dispersarán y no les quedará nada.

Las mujeres son particularmente sensibles a esta falta de coherencia entre las palabras y los sentimientos, es una situación que les puede hacer mucho daño y hacerles pensar que hay otras cosas escondidas detrás de las palabras habladas.

"Para las mujeres, el mejor afrodisíaco está en las palabras, su punto G está en sus oídos, el que mira hacia abajo pierde su tiempo. "
-Isabel Allende-

Imágenes de Pascal Campion

Like this post? Please share to your friends:
Deja un comentario

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: